En el nombre del padre

Agustín Canapino ganó en La Pampa y se la dedicó especialmente a su padre Alberto, su ingeniero en Peugeot. Leonel Pernía y Matías Rossi cerraron el podio.

Agustín Canapino

La celebración va a ser grande para los Canapino en su regreso a su Arrecifes natal desde La Pampa. En el Día del Padre el hijo pródigo le dio una alegría grande a su progenitor, uno de los más afamados técnicos que tiene el automovilismo argentino, a su lado en todas. Y por fin pudo cumplir una de sus primeras promesas para con Peugeot desde su llegada como piloto oficial, además de cortar una racha que por diferentes motivos lo hacía quedarse con las manos vacías.

Agustín venció sin atenuantes en la quinta fecha del Súper TC2000 en el autódromo de Toay, con un velocísimo 408 que fue eficaz y rindió como hacía tiempo se esperaba. Nadie pudo alcanzar a la saeta blanca, azul y roja que dominó todo el fin de semana, y el resultado es inmejorable pensando en el campeonato y en la carrera que se viene, los 200 kilómetros de Buenos Aires, en la que no se penaliza.

En la largada estuvo cerca de perder con Facundo Ardusso (Fiat Petronas), que aprovechó el descuido de Leonel Pernía (Renault LoJack Team) pero no le alcanzó la pista, aunque saltó al segundo lugar. Matías Rossi (Toyota Team Argentina) estaba a la expectativa, pero no encontró el espacio e incluso frenó todo lo que pudo para no golpearlo al puntero.

Desde entonces quedaron definidos los primeros lugares de adelante, hasta el abandono de Ardusso por la rotura de un elemento de la dirección hidráulica en la vuelta 12. Un giro antes Mariano Werner (Fiat Petronas) se quedó sin motor, y poco después Christian Ledesma (Fiat Petronas) padeció con la bomba hidráulica. De los Línea, el único que llegó a la bandera a cuadros fue Ignacio Julián, pese a problemas con la correa de distribución que lo retrasaron.

Más allá de eso los cambios se dieron algo más atrás, con lucha entre Emiliano Spataro (Renault LoJack Team), Julián Santero (Peugeot LoJack Team) y Fabián Yannantuoni (Renault LoJack Team); y entre Néstor Girolami (Peugeot LoJack Team) y Esteban Guerrieri (Toyota Team Argentina) en diferentes pasajes de la competencia.

En definitiva, luego de Canapino, Pernía y Rossi completaron Norberto Fontana (Equipo YPF Chevrolet), Facundo Chapur (Peugeot Junior), Guerrieri, Matías Muñoz Marchesi (Equipo YPf Chevrolet), Girolami, Spataro y Franco Vivian (Equipo YPF Chevrolet) entre el lote de los diez primeros. Para Rossi, el podio fue una justa despedida de la cuarta generación del Corolla, modelo con el que se consagró campeón de TC2000 en 2011 y de STC2000 en 2013.

La vanguardia del campeonato es de patrimonio arrecifeño, con Fontana en el primer lugar con 87 puntos y Canapino el nuevo escolta con 80. Girolami ocupa el tercer escaño con 71, seguido de Werner con 65 y Ardusso con 61 unidades. La próxima cita del Súper TC2000 es el 20 de julio, para la reedición de un clásico: los 200 Kilómetros de Buenos Aires en el autódromo “Oscar y Juan Gálvez”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s